Empresas y Espiritualidad

negocios-del-futuro-2.jpg

La Empresa está en todas partes

No hay duda que “La Empresa”, así con mayúsculas, está en el centro de nuestra civilización occidental. De un modo u otro, todos “pertenecemos” a alguna empresa,  ya sea porque trabajamos en una de ellas, o porque seamos sus dueños, o porque le vendamos nuestros productos o servicios: Toda nuestra vida está determinada en alguna forma por “las empresas”.

La Empresa es omnipresente en nuestra realidad, es el dios o el demonio de nuestro sistema, dependiendo de nuestra manera de pensar.

Todos “vivimos” en una empresa u organización, y cuando digo “vivimos”, es porque objetivamente pasamos la mayor parte de nuestro tiempo trabajando en alguna empresa, donde, de acuerdo con los estudios, el 80% de las personas no encuentran sentido al trabajo que hacen y padecen de stress, miedo o ansiedad.

La tensión provocada por la exigencia de un rendimiento superior, la presión de conseguir objetivos y metas, la velocidad del día a día, causan estragos en las personas, que se debaten nerviosamente para responder a las expectativas de generar resultados, sin importar el costo físico o emocional que ello conlleva. Como diría Frederick Taylor, en los comienzos de la revolución industrial: “En nuestro esquema, no les pedimos iniciativa a nuestros hombres. No deseamos iniciativa alguna. Todo lo que queremos de ellos es que obedezcan las órdenes que les impartimos, que hagan lo que les decimos y que lo hagan rápido” . Solo faltaría agregar que no sientan, que no tengan emociones, que no sueñen. Ese era el pensamiento de las empresas en los comienzos del siglo XX y creo que no se aleja mucho del pensamiento empresarial de comienzos del siglo XXI. A pesar de que las emociones empiezan a ser consideradas y el ejercicio del liderazgo es cada vez más humano, creemos que es tiempo de dar un nuevo paso.

Empresas espirituales

Creo que debemos reflexionar sobre la forma como las empresas determinan nuestras vidas y la importancia de plantearnos una manera diferente de “vivir” en ellas. Creo firmemente que la empresa es el escenario donde podemos encontrar una nueva forma de habitar el planeta, generar valor y realizarnos como seres humanos.

En la medida en que reconocemos que las empresas están conformadas por seres humanos con sueños y esperanzas, podemos lograr trascender la productividad y el individualismo, para imaginar empresas más espirituales, entendiendo como tales aquellas que permiten un espacio para la construcción de sentido, la generación de consciencia y la creación de valor para todos los involucrados (stakeholders).

A eso llamo Empresas Espirituales. La palabra Espiritualidad se deriva de la palabra Espíritu y esta a su vez viene del latín spiritus que significa “Aliento, Respiro, es decir, aquello que da vida”.  “Spiritus” es el principio impulsor del ánimo o esencia inspiradora, que permite obrar en armonía…

Empresas Espirituales… Empresas Vivas, donde sea posible  “respirar sentido”: Detenerse, respirar, tomar consciencia y continuar.

“Pause for Breath” (Pausa para respirar) es el título de un libro sobre liderazgo escrito por Amanda Ridings, que nos introduce a la práctica del “mindfulness” y de su importancia para el ejercicio del liderazgo contemporáneo. ¿Mindfulness? La palabreja me sonaba y pensé que se trataba del invento de algún gurú contemporáneo, emparentado con el “wellbeing” (bienestar). Y así era efectivamente, pero iba más allá: se trataba de una técnica de meditación contemporánea totalmente en línea con el propósito de “espiritualizar” nuestra vida en la empresa.

Mindfulness, un camino para la espiritualidad en la empresa

Mindfulness, contrario a mi primera idea, es una práctica de meditación milenaria que significa “atención plena al momento presente, conciencia plena o conciencia pura” y se considera como una facultad espiritual o psicológica de gran importancia en el camino hacia la iluminación de acuerdo a las enseñanzas de Buda.

Mindfulness es la capacidad de ser observador de sí mismo, de adquirir una perspectiva de altura ante flujos de situaciones, emociones y pensamientos. Es la conciencia que emerge cuando intencionalmente ponemos atención de una manera abierta, gentil y con discernimiento” dice Shauna Shaphiro, especialista en Mindfulness e integrante del Board de Axialent*

El Mindfulness es una práctica sin ningún contenido doctrinal o filosófico, que no requiere adoptar ninguna creencia diferente a la del bienestar del ser humano como camino para su plenitud y realización. Esa condición lo hace especialmente atractivo para usarlo como técnica de meditación en las organizaciones y que en esencia busca la atención plena al momento presente… lo cual además conlleva a resultados superiores, mayor efectividad, menor ausentismo y todos aquellos aspectos que determinan la sustentabilidad humana de las organizaciones.

Así pues, a través de la práctica del mindfulness, es posible dar ese paso hacia una mayor consciencia-presente, una especie de espiritualidad activa. Practicarlo es algo muy simple, al alcance de todos, con aplicaciones concretas en el día a día y sin exigentes demandas de tiempo ni de “expresiones esotéricas”, a las cuales las empresas le tienen tanto temor.

Shauna Saphiro propone tres pasos o pilares en la práctica del Mindfullness:

Intención: Claridad sobre el propósito de la práctica. Aquello que nos importa, el para  que hacemos lo que hacemos. Se trata de conectarnos con la aspiración, la visión y el camino.

Atención: Conciencia plena del momento presente. Aceptación “gentil” de que nuestra mente divaga la mitad del tiempo y que es posible a partir de la observación consciente, hacerla más focalizada y eficiente.

Actitud: Es el modo, el como ponemos atención … Lo que practicas se vuelve mas fuerte: aceptación, apertura, curiosidad, desapego, gentileza, cuidado, confianza y compasion

Hoy en día el Mindfulness se enseña en diversos institutos y universidades chilenas y en algunos casos es parte de los nuevos programas de liderazgo y desarrollo organizacional que estamos impartiendo.

 ________________________________

 * Axialent es una importante consultora internacional creada por Fredy Kofman en asocio con Peter Senge y Ken Wilber, cuya metodología se basa en la ontología del lenguaje. Axialent integra hoy en día una mirada espiritual de la empresa, inspirada en el libro “Conscious Business” (Empresa Consciente) escrito también por Fred Kofman.

 

 

 

 

 

|

Comentarios

Hello would you mind sharing which blog platform you're using? I'm going to start my own blog in the near future but I'm having a hard time choosing between BlogEngine/Wordpress/B2evolution and Drupal. The reason I ask is because your layout seems different then most blogs and I'm looking for something unique. P.S Sorry for being off-topic but I had to ask!
Responder
Fantastic website. Plenty of helpful info here. I'm sending it to some friends ans also sharing in delicious. And certainly, thanks to your sweat!
Responder
I'd like to thank you for the efforts you have put in penning this website. I really hope to view the same high-grade blog posts from you later on as well. In truth, your creative writing abilities has motivated me to get my very own site now ;)
Responder
These are actually wonderful ideas in regarding blogging. You have touched some good points here. Any way keep up wrinting.
Responder
You could certainly see your enthusiasm in the work you write. The arena hopes for more passionate writers like you who are not afraid to mention how they believe. Always follow your heart.
Responder
Glad to be one of several visitants on this amazing website :D.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar